Rangers

Tropa Carperos, los más aventureros, siempre unidos y compañeros. Bajo este lema nos presentamos los Rangers, chicos y chicas de 11 a 14 años, del Grupo Scout Católico Santa Ana(27 miembros)

 



Todos juntos formamos esta tropa, pero dentro de la misma nos subdividimos en pequeños grupos coeducativos estables y equilibrados en todo lo posible. Estos subgrupos son las patrullas y en nuestro grupo tenemos tres, la patrulla Tigres, Antílopes y Caballos, siempre con el nombre de un animal y con un lema y colores característicos. De los 6 o 7 Rangers que formamos una patrulla, cada uno tiene una responsabilidad y un papel a desempeñar, es decir, un cargo. Los más frecuentes son: guía de la patrulla, subguía, secretario/a, tesorero/a, intendente, sanitario/a, etc. Cada una de las patrullas se marca sus propias metas, que intenta alcanzar a través del progreso en equipo, del trabajo de cada uno y del máximo compañerismo.

Además de la aportación de cada patrulla, para el correcto funcionamiento de la Tropa utilizamos tres tipos diferentes de reuniones, conocidas como instituciones:

  • Asamblea de Tropa (Poder Legislativo): En ella participan todos los rangers y se toman decisiones que vayan a orientar la vida en la tropa, se ponen normas de comportamiento, se evalúa la marcha de la tropa…También se hacen asambleas a nivel de patrulla.

  • Consejo de Guías (Poder Ejecutivo): Lo forman los responsables, guias y subguias y en él se sigue y se coordina el funcionamiento de las patrullas.

  • Corte de Honor (Poder Jurídico): Asisten los miembros de la tropa que hayan firmado la Carta Ranger y los responsables. Aquí se analiza el progreso personal de cada ranger, se valora la situación del proceso entre quienes deseen firmar la Carta Ranger y se tratan casos puntuales de comportamiento de algún miembro de la tropa.

 

 

 

 

También tenemos un documento, que es la Carta Ranger. Es la firma de unos principios básicos que cada ranger desea hacer suyos. La carta Ranger está compuesta por:

  • Oración Scout.

  • Ley Scout.

  • Principios Rangers:

- El señor es nuestro amigo.

- Todos somos hermanos.

- Merecemos confianza.

  • Lema Rangers: Siempre Listos.

  • Todo lo demás que la Tropa quiera añadir.

Cuando firmamos la Carta Ranger nos comprometemos a cumplir todo lo anterior y además hacemos un compromiso personal para con la rama y para con uno mismo.

Todo lo que aprendemos, ya sean técnicas de campismo, metodología, valores y demás lo desarrollamos en un proyecto común de toda la tropa que se denomina La Aventura. Es unas gran actividad que no la preparan los responsables, la preparan los niños con la ayuda de los primeros, desde la elección de lo que se va a hacer a la celebración, pasando por los disfraces, extrajobs y demás actividades de organización. Suele durar un trimestre, y lo que pretendemos con ella es superarnos como tropa, unirnos cada vez más, aprendiendo cosas nuevas y sobre todo divertirnos. Solemos realizar una o dos aventuras al año.

Incluimos también dentro de La Aventura el progreso personal de cada niño. Consiste en superarse a sí mismo en diferentes aspectos, que llamamos retos. Concretamente son cinco, que se simbolizan con la insignia del pentágono. Vamos consiguiendo trozos de pentágono conforme vamos superando retos. Para superar el reto hay que desempeñar un rol que está dentro del mismo. En ese rol los responsables marcan unos objetivos adaptados al chaval, para que los cumpla en un trimestre, dentro de la aventura si el rol lo permite. Los retos son:

  • Reto de la Aventura: color azul. “Creatividad, inventar, conocer técnicas, explorar…”

  • Reto de la Salud: color rojo. ”Cuidar tu cuerpo.”

  • Reto del Pueblo: color verde. “Servir y decidir con las demás personas. Cuidar nuestro entorno.”

  • Reto de la Alianza: color blanco. “Buscar con Jesús la Tierra Prometida”.

  • Reto del Hombre: color amarillo. “Formación del carácter.”

Y como no podía ser de otra manera, y al igual que todas las ramas de todos los grupos, también tenemos una serie de ceremonias para los momentos importantes, pero esto no te lo podemos contar porque sería echar el producto a perder. Es algo que debe y merece la pena ser vivido.